Subscribe to NFCC RSS Feed View NFCC on You Tube Follow NFCC on Twitter Follow NFCC on Facebook NFCC Financial Education Blog
Recomendaciones para Consumidores



Búsqueda del Sitio

No Permita que el Grinch o Alguna Otra Persona le Robe su Identidad
La NFCC Ofrece Recomendaciones para Proteger su Identidad Durante la Temporada de Fiestas de Fin de Año

El robo de identidad es un problema en cualquier momento del año. Mientras que durante las fiestas de fin de año los consumidores están concentrados en dar, los malhechores están concentrados en quitar. Si le suspenden el acceso al crédito o si tiene algún otro problema parecido durante la temporada de compras más importante del año le pueden aguar la alegría de festejar.

Para ayudar a los consumidores cuando se avecinan las fiestas, la NFCC ofrece las siguientes recomendaciones:
  • Manténgase atento a lo que pasa a su alrededor. Las aceras y los centros comerciales estarán repletos de gente, y los compradores estarán distraídos, la combinación perfecta para un carterista. Si alguien lo atropella, no suponga que se trata de un accidente. Coloque su bolso cerca o delante de su cuerpo, y guarde su cartera o billetera escondida en el fondo del bolso, en el caso de los hombres, en un bolsillo interno de la chaqueta.
  • No lleve consigo grandes sumas de dinero en efectivo. Si opta por no comprar con la tarjeta de crédito, sería bueno que use una tarjeta de débito. Pero sepa que cuando usted paga una compra con una tarjeta de crédito se beneficia de ciertas protecciones que no le brindan las tarjetas de débito. Es un buen momento del año para llamar al emisor de su tarjeta de crédito y familiarizarse con esta ventaja. Además, cuando usa una tarjeta de crédito, usted puede cuestionar una compra antes de pagarla. Si paga con una tarjeta de débito, el retiro del dinero de su cuenta se efectúa en el mismo momento de la compra. Un ladrón puede barrerle los fondos de su cuenta corriente o de ahorros antes de que usted pueda imaginarse siquiera que se ha producido el robo.
  • Proteja el número PIN en el cajero automático o ATM. Si opta por pagar en efectivo, pero no desea llevar una suma importante de dinero consigo, es probable que haga varios viajes hasta la máquina ATM. Tenga cuidado con las personas que estén acechando alrededor de la máquina, y si alguien se para muy cerca suyo, sencillamente pídale que se aleje. Pero no sólo la presencia de extraños debe preocuparlo en la máquina ATM. Los ladrones pueden instalar dispositivos que leen su información sin que usted se dé cuenta. Si percibe algo inusual en el cajero automático, use otra máquina y reporte el incidente al banco.
  • No deje su tarjeta de crédito fuera del alcance de su vista. Podría encontrarse con empleados o camareros inescrupulosos que pueden pasar la información de su tarjeta en una segunda máquina y hacer después una nueva tarjeta de crédito para ellos. Aún peor, pueden vender su información a un círculo del crimen organizado.
  • Aliviane el peso de su cartera o billetera. Saque de su billetera lo que no necesite llevar consigo en absoluto. De esta manera, si alguien logra robársela, no conseguirá quitarle demasiado. Nunca lleve consigo su tarjeta del Seguro Social, pero también controle otras tarjetas que podrían tener su SS# como número de identificación. Si no va a usar su chequera, déjela guardada en un lugar seguro de su casa.
  • Haga copias de sus tarjetas de crédito. Copie ambos lados de todas sus tarjetas. Si pierde su cartera, podrá acceder fácilmente a los números de todas sus cuentas y a los números de teléfono del servicio al cliente para poder alertar al emisor de las tarjetas inmediatamente.
  • Guarde todos los recibos de compra. No sólo le serán útiles para devolver sus compras con mayor facilidad, sino que también evitará que los malhechores que están muy interesados en robar la información que contienen logren conseguirla. Nunca deje los recibos sobre la visera del auto ni a la vista de otras personas. Los ladrones tienen más interés en conseguir sus recibos de compra que en los regalos que haya comprado.
  • Abra los resúmenes de cuenta de sus tarjetas de crédito tan pronto como los reciba. Controle que no le hayan registrado compras no autorizadas. Aún mejor, mantenga un ojo alerta en sus cuentas revisando la actividad en línea una vez por semana. Si observa que hay algo fuera de lo común, repórtelo inmediatamente a su banco. De esta manera es probable que pueda anular cualquier responsabilidad de pago que pudiera tener que asumir por las compras fraudulentas
  • Ponga a resguardo toda la información personal, incluso en su casa. Lamentablemente, muchas veces el ladrón de identidad es alguien conocido. Durante la temporada de las fiestas, es posible que reciba huéspedes. Suprima las tentaciones colocando su información personal fuera del alcance de la vista ajena.
  • Considere la posibilidad de suscribirse a un servicio de monitoreo de crédito. Estos servicios lo alertan vía e-mail cada vez que se produce una averiguación u otra actividad en su informe crediticio. En otras palabras, si alguien trata de abrir una cuenta a su nombre, usted se enterará de ello. Todas las principales agencias de informes crediticios ofrecen este tipo de servicios, y podría ser dinero bien gastado.
  • Solicite su informe crediticio. Los consumidores tienen derecho a obtener un informe crediticio gratis cada 12 meses de parte de cada una de las tres compañías de informes. Pida un informe a una agencia ahora, y solicite otro a una agencia distinta en enero. De esta manera podrá tener un buen panorama de la actividad registrada y sabrá si hay algo inusual.
La NFCC ha creado un sitio Web con más recomendaciones sobre el robo de identidad que está disponible en www.cuidesuidentidad.org/.

La Fundación Nacional para el Asesoramiento Crediticio, (National Foundation for Credit Counseling, Inc., NFCC), fue fundada en 1951 y es la red sin fines de lucro de servicios de asesoramiento crediticio más grande y más antigua de la nación. La misión de la NFCC se centra en la promoción de la agenda nacional para crear una conducta financieramente responsable y en la capacitación de sus miembros para que brinden servicios de educación y asesoría de la más alta calidad. Anualmente, los miembros de la NFCC ayudan a más de dos millones de consumidores a través de unas 850 oficinas de base comunitaria localizadas en todo el país. Para recurrir al servicio de asesoramiento confidencial gratuito o a un costo accesible de un miembro reputado de la NFCC, llame al 1-800-388-2227, (en Español 1-800-682-9832) o visite en Internet www.nfcc.org.