Subscribe to NFCC RSS Feed View NFCC on You Tube Follow NFCC on Twitter Follow NFCC on Facebook NFCC Financial Education Blog
Recomendaciones para Consumidores



Búsqueda del Sitio

RECOMENDACIONES DE LA NFCC PARA EVALUAR A LAS COMPAÑÍAS DE LIQUIDACIÓN DE DEUDAS

Cuando las personas sufren un derrumbe financiero necesitan ayuda, y la necesitan rápido. A menudo, al estar en una situación tan vulnerable usted es más susceptible a los ofrecimientos que a primera vista tienen un buen aspecto, pero que en el fondo lo dejan en peores condiciones que antes de empezar. Por todas partes se pueden escuchar anuncios que prometen asistencia para recuperarse rápidamente de su endeudamiento y que garantizan finales felices. Pero muchas veces, esa asistencia viene acompañada de costos que no solamente afectarán su bolsillo, sino también su puntaje de crédito.

Las compañías de liquidación de deudas, también conocidas como negociadores o árbitros de deudas, pueden ser una opción aparentemente atractiva para emprender su camino hacia la libertad financiera. Pero en realidad, puede resultar una opción que resulta bastante diferente al panorama ideal que se proclama en los anuncios.

La NFCC insta a los consumidores a investigar exhaustivamente las opciones de liquidación de deudas u otras opciones para resolver sus problemas de endeudamiento y entender cabalmente qué es lo que ofrecen antes seleccionar este mecanismo como una escapatoria de sus problemas financieros. Con tal fin, ofrecemos la siguiente información para ayudar a los consumidores a evaluar el proceso de liquidación de deudas:
  • La liquidación de deudas es un proceso de acuerdo por medio del cual su acreedor acepta cobrar un monto inferior a la suma que usted le adeuda y considerar el saldo pendiente como cancelado. Con frecuencia, las compañías de liquidación de deudas anuncian que pueden negociar reducciones del 50 por ciento o aún más del monto total de su deuda. Luego establecen un plan de repago que por lo general tiene un plazo de entre dos y cuatro años.
  • Las compañías de liquidación de deudas cobran cargos bastante abultados. Cada compañía de liquidación de deudas establece su propia estructura de precios, pero hay dos criterios básicos. En un modelo, el monto de los honorarios o cargos cobrados por la compañía de liquidación se establece en base a un porcentaje del monto total de su deuda. El valor de los honorarios o cargos calculados de acuerdo a este modelo en general ronda entre el 13 y el 20 por ciento. Otra opción que puede ofrecerle la compañía de liquidación de deudas es fijar sus honorarios o cargos en base al monto de la reducción que logren negociar. El porcentaje de este modelo puede ser de hasta el 35 por ciento. Además, hay varias compañías de liquidación de deudas que también cobran un cargo mensual que puede variar entre $19 y $89 por mes durante todo el programa. En cualquiera de los casos, es bastante común que los cargos por el procedimiento de liquidación de deudas totalicen miles de dólares.
  • Algunas compañías de liquidación de deudas cobran sus cargos por adelantado. En otras palabras, le cobran una gran parte de sus honorarios antes de que usted pueda ver ningún beneficio. Una gran parte del dinero que usted deposita inicialmente se destina para cubrir los honorarios o cargos de la compañía de liquidación de deudas. Pueden transcurrir varios meses desde la fecha de inicio de su programa de liquidación de deudas y el momento en que su acreedor reciba un pago.
  • Una compañía de liquidación de deudas puede recomendarle que deje de pagarles a sus acreedores y que en su lugar, comience a hacer depósitos en una cuenta especial a nombre de un tercero. Cuando en esa cuenta se haya acumulado un monto de dinero suficiente, la compañía de liquidación de deudas recién comenzará a tratar de negociar un acuerdo de liquidación con su acreedor. Esto puede tomar hasta seis meses o aún más, aunque la cantidad exacta de tiempo dependerá de las circunstancias. Si durante ese tiempo el acreedor le continúa aplicando intereses y otros cargos punitorios, el saldo de su deuda pendiente puede seguir aumentando. En consecuencia, es posible que usted deba más de lo que debía a la fecha de inicio del programa y además, esto podría tener un efecto negativo en su calificación de crédito debido al incumplimiento de pago de su deuda. Aún peor, durante ese tiempo el acreedor podría tomar acciones legales en su contra, como por ejemplo un embargo de salarios o una sentencia monetaria.
  • Las deudas pagadas a través de un proceso de liquidación generalmente aparecerán registradas como "deuda pagada por medio de una liquidación" en el informe crediticio del consumidor. Si tiempo después usted solicita un crédito o préstamo, cuando el otorgante revise su informe crediticio observará que usted canceló una deuda anterior por medio de una liquidación, lo cual le indicará que usted no cubrió el monto total adeudado, sino que su acreedor aceptó cancelar su deuda cobrando un monto inferior.
  • El puntaje de crédito se basa en los datos del informe crediticio, y su comportamiento de pago es un dato al cual se le presta gran consideración. Si usted no le está pagando a su acreedor o si ha omitido algunos pagos, esto se indicará en su informe crediticio y posiblemente disminuya su puntaje de crédito de manera considerable.
  • Puede que el consumidor deba asumir el pago de los impuestos aplicables al monto de la deuda condonada . Por lo general, cuando el monto de la deuda condonada supera los $600, el consumidor quedará adeudando los impuestos a la renta calculados sobre el monto dispensado, lo cual reduce de manera considerable el ahorro total conseguido por medio del programa de liquidación de deudas.
La Fundación Nacional para el Asesoramiento Crediticio, (National Foundation for Credit Counseling, Inc., NFCC), fue fundada en 1951 y es la red sin fines de lucro de servicios de asesoramiento crediticio más grande y más antigua de la nación. La misión de la NFCC se centra en la promoción de la agenda nacional para crear una conducta financieramente responsable y en la capacitación de sus miembros para que brinden servicios de educación y asesoría de la más alta calidad. Anualmente, los miembros de la NFCC ayudan a tres millones de consumidores a través de unas 850 oficinas de base comunitaria localizadas en todo el país. Para recurrir al servicio de asesoramiento confidencial gratuito o a un costo accesible de un miembro reputado de la NFCC, llame al 1-800-388-2227, (en Español 1-800-682-9832) o visite en Internet www.nfcc.org.